miércoles, 21 de diciembre de 2011

Senda Berenson, el origen del baloncesto femenino




21/12/2011 - El baloncesto como tal fue inventado en 1891 por James Naismith, un canadiense, profesor de educación física, que buscaba una actividad deportiva que se pudiera realizar bajo techo y que requiriera más destreza que contacto físico. Y aunque éste es considerado el padre del basket, hay una mujer a la que hay que agradecer su labor por impulsar, difundir y desarrollar  desde los comienzos, este deporte entre las mujeres, Senda Berenson.

Senda Berenson
Senda Berenson nació en 1868 en el seno de una familia judía en Lituania. Con 7 años se trasladan a vivir a Boston y tiene una infancia algo difícil debido a una enfermedad que la impide seguir los cursos escolares con normalidad. Pero gracias  a su espíritu de lucha y huyendo del estereotipode la mujer de finales del s. XIX, frágil y dependiente de los hombres, consigue además de estudiar piano en el conservatorio de Boston, ingresar en 1890 en la Normal School of Gymnastics. Dos años después se gradúa en educación física y se convierte en la primera directora del departamento de esa especialidad en el Smith College, institución académica privada femenina.



James Naismith
Por esa época llega a sus manos la publicación Physical Education en la que James Naismith describe un nuevo juego que se practica en Sprinfield: el baloncesto. Senda Berenson acaba entrevistándose con él y trayéndose al Smith College la idea para que las chicas que cursan allí la practiquen.

En 1893, el 22 de marzo, se disputa el primer partido de la historia del baloncesto femenino, en el Smith College de Northhampton, frente a un público de 800 mujeres (los hombres no podían entrar). Las chicas del primer curso contra las de segundo. 


Primer partido de baloncesto femenino (22-03-1893)

El éxito fue rotundo pero hubo algo que no terminó de convencer a Senda ni a la prensa. Las jugadoras corrían demasiado alocadas tras el balón obsesionadas con recuperarlo sin ningún orden. Así que tras este encuentro decide hacer algunos cambios en las reglas

El más llamativo es el de introducir dos líneas paralelas a las de fondo dividiendo el campo en tres zonas iguales, de tal manera que las jugadoras y el juego quedara dividido en ataque, zona media y defensa.
Otros cambios fueron el límite de tres botes como máximo antes del pase o el lanzamiento a canasta, y a tres segundos máximo la posesión del balón en manos de cada jugadora.
En lo que respecta a la defensa, no se permitía ninguna clase de contacto físico a la hora de presionar y defender.

En 1899 se creo un comité para oficializar las reglas del baloncesto femenino basándose en las reglas de Senda Berenson. Ella lo presidión entre 1905 y 1917.

Decadas después las reglas fueron modificándose y el baloncesto femenino evolucionando  al margen del masculino. Y no es hasta 1971 cuando ambas categorías se igualan en lo que respecta a normas, y las mujeres pasan a jugar también cinco contra cinco en todo el campo y con un tiempo para el tiro.

Cabe destacar que Senda Berenson fue una de las tres primeras mujeres que pasó a formar parte del Basketball Hall of Fame. Fue en 1985 junto a las entrenadoras Berta Teague y Margaret Wade. Con esta distinción se reconoció el trabajo y la gran aportación de  la profesora y directora de Educación física al baloncesto femenino.









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More