sábado, 8 de noviembre de 2008

Correr en España no es correr en pakistan

(8/11/2008)
En la red se pueden encontrar noticias como la que se muestra a continuación, que aun siendo del 2005, desgraciadamente demuestra lo diferente y difícil que es para muchas mujeres de algunos países, hoy en día, vivir en libertad y poder hacer deporte con el mismo derecho y tranquilidad con que lo hacemos aquí, en España.

Violencia contra las mujeres en una carrera en Pakistán
20 de abril de 2005
Gujranwala, Pakistán – Varios centenares de militantes de la coalición de partidos religiosos extremistas islámicos MMA han actuado con extrema violencia, utilizando palos, piedras y armas de fuego, en un estadio deportivo de Gujranwala (Punjab), contra los espectadores que presenciaban una carrera a pie de 3 km en la que participaban mujeres por primera vez en esa ciudad conservadora.
Zilla Hume, de la Asamblea del Punjab, manifiesta que "Entre las 1800 mujeres que participaban había estudiantes, madres de familia y abuelas. Habían tomado la salida después de los hombres. Además, todas estaban vestidas con la shalwar kamiz (túnica local que cubre todo el cuerpo) y un velo. Era un acontecimiento para animar a las mujeres a hacer deporte y salir de sus casas. Pero esos manifestantes consideran que la mujer debe permanecer encerrada en casa".


En España, desde hace cuatro años, se celebran un conjunto de carreras repartidas por diferentes provincias donde las mujeres son las protagonistas, La Carrera de la Mujer. Es un ejemplo de evento deportivo con participación femenina con el que invito a reflexionar sobre la diferencia antes mencionada. He participado en dos ocasiones en la que se organiza en Madrid y ninguna de las carreras que habitualmente corro, me ha llenado tanto de emoción y de felicidad. Mujeres de todas las edades y libres hemos invadido algunas calles de Madrid para sudar con alegría y compartir, en la mayoría de los casos sin pretensiones deportivas, 5 Km. de asfalto que nos han hecho reír, saltar, gritar y disfrutar, además de correr. Volveré a participar en la próxima, y esta vez, cuando den la salida y todas avancemos sonrientes, recordaré a las mujeres pakistaníes de la carrera de Gujranwala. Y ojalá, además de recaudar para fines benéficos como la lucha contra el cancer de mama, estas celebraciones nos sirvan también como forma de seguir revindicando nuestros derechos y recordando que hay muchas mujeres que viven en climas de desigualdad, de abuso y de falta de libertad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More